jueves, 11 de septiembre de 2014

Melancolía de media noche




Suena el reloj.
Las horas corren sin que aparte los ojos de la arena.
Desesperación.
Tengo un océano viviendo entre mis ojos.
Y ballenas en mi mente que preguntan:
¿Ahora qué?
Y simplemente no sé cómo desdibujar de mi mente tu presencia,
no sé cómo borrarme este sabor a ti,
esta añoranza de las sonrisas , de los besos, de los abrazos.
No sé qué hacer en las noches,
en que como Neruda,
podría escribir los versos más tristes
con mis venas fluyendo por el piso.
En un día cualquiera,
el menos pensado,
plasmaré mi mejor poema,
envuelto en egoísmo y pecado,
escribiré con sangre
esto que ya no se puede decir de otra forma:

Amor, no me he equivocado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada